Todo lo demás, es un sueño...

Todo lo demás, es un sueño...
...sueña que es cierto

domingo, 15 de noviembre de 2015

¿QUÉ VAMOS A LEER?: ¿Sexo débil?


Vivimos en un mundo injusto, que es lo mismo al decir machista, para qué negarlo. Esa podría ser la premisa principal del libro Tres mujeres (Animal de Invierno, 2015) de la escritora peruana Susanne Noltenius.

Como lo dice su nombre, esto se trata de tres relatos; pero lo que rompe la monotonía son los nombres de los mismos: Divorciada, Casada, Soltera. Propuesta atractiva para cualquiera y más desde el punto de vista argumental.

Aquí veremos el conflicto personal de sus protagonistas, no solo con la sociedad que las rodea, sino con sus propias familias, su entorno más íntimo, el que se supone que deba ser la armonía para no volverse locas en la jungla del mundo de afuera.

Conoceremos las pasiones, preocupaciones y dilemas emocionales de estas mujeres, profesionales, sin complejos y con esa chispa de superación que exige el mundo actual, que intentan mantener ese equilibrio entre lo laboral y lo familiar, el afecto de pareja y el de madre.

Fuente: books-marketplace.com
Notaremos cómo es que el destino les juega ‘chueco’ a aquellas personas que intentan nadar contra corriente en un mundo plagado por el dominio masculino lleno de prejuicios y altanerías, también de la renuncia de los sueños personales por los hijos y la estabilidad del hogar, aunque los resultados sean más que ingratos.

Tras casi 10 años de no haber publicado otro libro, después de “Crisis respiratoria” (2006), Noltenius  nos empapa de historias con un contexto profesional (la autora estudió administración de empresas) y referencias del manejo corporativo donde se desenvuelven sus personajes y se desarrolla la acción. Más actual y coyuntural imposible.

*En el relato “Divorciada”, la protagonista trata de sobrellevar la carga laboral donde se convive con la corrupción bajo el consejo de su jefe de que “si se sale de la pecera, se ahogará”. A la par, intenta dedicarles tiempo a sus hijos adolescentes e impedir que su exmarido consiga la custodia de éstos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario