Todo lo demás, es un sueño...

Todo lo demás, es un sueño...
...sueña que es cierto

sábado, 14 de noviembre de 2015

¿QUÉ VAMOS A LEER?: El terror de la vida real.



El miedo se esconde y el peligro acecha, pero no en las sombras, sino detrás de la luz de un monitor, celular o una cámara de seguridad. Los atacantes (Páginas de Espuma, 2015) el conjunto de relatos del mexicano Alberto Chimal es una grata aparición a la literatura fantástica de terror contemporáneo.

Aquí, como escribe en una de sus historias, no veremos seres extraños con tentáculos, psicópatas disfrazados ni nada paranormal, sino que veremos al que está sentado al lado del autobús, al contacto que le dimos “Aceptar” en redes sociales y a los que se ocultan detrás de caras comunes.

Ellos son los atacantes, los que no aparentan, los que son cualquiera y ninguno a la vez. La temática encierra a acosadores que sin importar que cambiemos de casa, número o apariencia, siempre sabrán hallarnos, desquiciados que querrán hacernos daño sin saber que están más cerca de lo pensado y misteriosas personas que son capaces de desfalcarnos emocional y laboralmente.

Fuente: specimens-mag.com
Los relatos que Chimal nos presenta no solo sacan toda la demencia de sus personajes, sino que los sentimos tan reales y auténticos que más que ser ficción es como si fuera un registro del mundo tecnológico actual.

Pensarás dos, tres, cuatro (no veces) horas antes de aceptar una solicitud de amistad, enviar un mensaje por e-mail o en creer lo que graban algunas cámaras de seguridad. El verdadero horror yace en el mundo real, más que en lo imaginario.

*En “Aquí sí se entiende todo”, cuento cortito, sustancioso, aterrador (el nombre lo dice todo), te quedarás inmóvil dándole vueltas al asunto. Si están en el carro… la impresión es más que inquietante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario