Todo lo demás, es un sueño...

Todo lo demás, es un sueño...
...sueña que es cierto

miércoles, 11 de noviembre de 2015

¿QUÉ VAMOS A LEER?: Tras las huellas del pasado.


El pasado es una variable constante en muchos, por no decir en casi todas las personas. Sin embargo, a pesar que, por dignidad, a veces se diga que uno nunca debe mirar hacia atrás, es inevitable el ejercicio de ver el retrovisor y estar tentado a ir de retro.

Así perece haberlo entendido Leonardo Padura, cuando escribió los relatos que componen el libro Aquello estaba deseando ocurrir (Tusquets, 2015). Dicha recopilación se publicó justo cuando se le otorgó el premio Princesa de Asturias de las Letras por su obra y calidad literaria.

Y es que, el cubano ha sabido no solo derribar muchos mitos para lectores poco asiduos a la literatura del caribe, la que se baña con el calor del sol y que tiene una deliciosa voz que arde por ser escuchada.

Fuente: estaticos.elperiodico.com/
Los 13 relatos que se presentan, fueron escritos entre 1987 y 2009. Éstos nos trasportan a tiempos mejores en la sabrosa Cuba, la cual vivía sus últimos días de “libertad”, antes de la revolución. Personajes que rememoran épocas fantásticas, llenas de amistades, sensualidad, amores y añoranzas.

Padura plantea que el pasado debe quedar donde está: en el pasado, “atrás” y que no debemos traerlo al presente, ya que de hacerlo, no nos gustará nada lo que veremos. Si este vuelve, bienvenido sea, mas no hagamos esfuerzos por traerlo.

Esto evidencia claramente que los recuerdos deben mantenerse intactos, tal cual los dejamos, al igual que las personas que los componen; antiguos amores, viejos lugares y cómo no, un país distinto.

Sus personajes son seres desolados, con nostalgias más grandes que sus pensamientos y con ese deseo ardiente de regresar al pasado. Esto se vive y se respira en el relato que me llevó a esa Habana sazonada por casinos y clubs: “Nueve noches con Violeta del Río”.

Solo nos queda leer. Recordar y leer a ver si después de esta experiencia, no creeremos que Padura rompe todo prejuicio acerca del “monopolio” literario de otros países y tradiciones norteamericanas y sudamericanas donde solemos encasillarnos –me incluyo-. Desearemos volver y creer que aquello estaba deseando ocurrir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario