Todo lo demás, es un sueño...

Todo lo demás, es un sueño...
...sueña que es cierto

lunes, 15 de febrero de 2016

¿QUÉ VAMOS A LEER?: Una genial antologia... que nunca exisitó.

Anagrama se hizo de los derechos del libro posteriormente. Fuente: Anagrama-ed.es.

Si bien, no sería nada fácil elaborar una recopilación de biografías de escritores vivos o no, pues mucho menos lo sería de escritores ficticios. Esta es la premisa de Literatura Nazi en América (Seix Barral, 1996) del autor chileno Roberto Bolaño quien nos tiende una trampa haciendo guiños a la realidad.

Treinta autores de diversas nacionalidades; de habla hispana, inglesa, alemana, etc. A los cuales, Bolaño nos envuelve con sus dramáticas historias entre publicaciones, ideas políticas, precoces talentos y frustraciones muy humanas.

Portada original de Siex Barral 1996. Fuente: memoriachilena.cl.

La alusión de mencionar “Nazi” en el título es por la leve inclinación, ya sea por política, simpatía o nacionalidad; hacia el otrora régimen alemán, como lo comprobaremos a lo largo del libro. No debe entenderse como una apología, sino como un coincidente anecdotario que une todas las historias.

Se lee como relatos independientes, si bien no se trata de una novela ni un libro de cuentos, uno llega al punto de considerar un derroche de imaginación separado por nombres, fechas de nacimiento y defunción.

Fuente: radio.uchile.cl.

Brillante muestra de incansable inventiva mezclada con hechos, pasajes y personajes reales que, hablo por mí; hizo que vaya hacia el buscador para comprobar si alguno de éstos autores existieron o no. Esto se refuerza con la inclusión de una bibliografía ficticia de las obras de cada uno de los autores. En mi opinión, perfecta forma de comenzar a leer a Bolaño.

*Edelmira Thompson, viuda de Mendiluce –primer autor con el que abre el libro-, es presentada como una escritora argentina, intelectual y benefactora de la cultura cuyas pasiones giraron alrededor de las artes. Mujer fuerte e independiente cuyos hijos (Juan y Luz) nutren y cautivan al lector para llegar hasta el final del libro.

domingo, 14 de febrero de 2016

OTROS POEMAS: Éramos algo.


Fuente: blogs.elespectador.com

Éramos silencio,
y nos convertimos en bulla.
Éramos paciencia,
y nos convertimos en fiesta.
II
Éramos mesura,
y nos convertimos en aventura.
Éramos luz,
y nos convertimos en penumbra. 
III
Éramos ternura y comprensión,
y nos volvimos pelea y gritos.
Éramos risa y juegos,
y nos volvimos guerra y acción.
IV
Éramos eso y más,
y nos volvimos vacío y nada.
Éramos algo.
Y ahora no sé qué somos.

miércoles, 10 de febrero de 2016

OTRAS PASIONES: Que no termine la fiesta. No.

Fuente: Depor.pe
Delirio total y desborde incontenible. Pueden perder, empatar tras ir ganando, jugar feo o lo que sea, pero la “U” siempre será bastión de la fe, la garra y una incomprensible doctrina donde conviven las esperanzas y las copas.

Ilusiona ver al equipo golear, en buen ánimo y saber que puede revertir la lamentable imagen de la campaña del año pasado que coqueteó con el descenso de forma tan pronunciada que al más hincha lo hizo dudar.

En 'el infierno' del Monumental./Elescritorioperdido.blogspot.
La fiesta no debería terminar, así como con el vibrato de la emoción que remecía sin control las paredes del Monumental, el piso y un poco el corazón que no cesaba de alentar y gritar: “¡Y dale U!”. La noche crema fue cargada de arengas, cantos y ansiedad.

Como la tradición futbolera de la Argentina, fui de la mano de mi papá para ver aquella versión renovada de la crema y a ver, si en esta vez, contra el Colo-Colo chileno, lográbamos levantar cabeza y olvidar que desde el 2013 no se logra ganar en una presentación.

Una pasión heredada del mejor: mi papá. /Elescritorioperdido.blogspot.
Guastavino volvía después de salir campeón hace tres años y desde entonces se voceaba para regresar. Por fin lo hizo. Y qué mejor si anotó dos veces –días después por la primera fecha anotaría un triplete- lo cual nos dejó sin garganta.

Fuente: Depor.pe
Aunque el resultado quedó 3-3 –un partido con seis goles no es nada despreciable- y, además con sensación de perderlo si se jugaban cinco minutitos más. La gente salió puteando, pidiendo a Carvallo, maldiciendo a Challe, queriendo despedazar a Benincaza –propició dos goles en contra- y reclamando por qué no se le puso a Ruidíaz antes.

No me quejé, me divertí. Salté, insulté, grité, canté y todo lo que se debe hacer por regla cuando vas a alentar a la “U”. A pesar que caminamos por toda la Javier Prado por media hora, salí junto con mi papá y la garganta se caían a pedazos, y se sentía rico.

Sale el campeón. Elescritorioperdido.blogspot.
La “U” debe mejorar en defensa, en fuerza, actitud, sí, puede ser, es probable, pero no quiero entrar en análisis, sino en la fiesta, aquella fiesta que no debería terminar: Ni en la punta, ni en la cola de la tabla ni en la Libertadores, Sudamericana. Nunca.