Todo lo demás, es un sueño...

Todo lo demás, es un sueño...
...sueña que es cierto

jueves, 3 de noviembre de 2016

EL ESCRITORIO PERDIDO: Un libro antes de morir

Una joya en casa, una herencia preciosa de mi papá. Fuente: Javier Peña 

Creo que todo lector tiene un libro especial por el que comenzó este romance. Un flechazo, un descubrimiento de un nuevo mundo; como una América primordial en el solitario viaje por el océano del día a día. Algunos los descubren a tierna edad, otros en la adolescencia como lo fue en mi caso.

¿Cómo no sentir cariño y referirme con pasión a la lectura cuando el libro que me motivó es tan espectacular? Esto se lo debo a mi papá, quien de joven leía, de adulto leía y aún lo sigue haciéndolo. Tal vez no pierda la cabeza en las ferias, compre y llene su escritorio de libros como yo, pero heredé de él una joya que me llevó hacia el mundo de la lectura con devoción.

El responsable es mi padre y el libro es: Un beso antes de morir, de Ira Levin. Una edición antigua, tapa dura, editorial Grijalbo. Siempre dentro de una caja, refundido, mal forrado y lleno de polvo. Recuerdo que lo revisaba pero no lo leía. Veía con curiosidad las frases y palabras resaltadas con un verde y naranja ya desgastado y preguntándome ¿Por qué?

Ira Levin, escritor estadounidense creador de "El bebé de Rosemary".Fuente: babelio.com

Mi papá quería participar en un concurso de preguntas y respuestas que conducía el célebre Pablo de Madalengoitia, por eso releyó y marcó líneas de líneas. Una vez que me reveló sus razones,  no paró de hablar y me dejó picando el bicho de qué trataba el libro.

La novela
Un joven oportunista, con grandes ambiciones, se enreda con una de las tres hijas de un multimillonario (Dorothy Kingship), pero decide acabar con ella tras descubrir que está embarazada, lo que será el punto sin retorno para él y para quienes se involucren.

Así es como nos envuelve Levin, en una búsqueda de la identidad de este hombre que parece arrasar con cualquier obstáculo que le impida alcanzar su objetivo, aun así deba acabar con cada una de las hermanas de Dorothy.

Un drama policiaco intenso, lleno de misterio hasta el final y con personajes tan humanos que es como si estuviéramos ante un expediente detectivesco. Ágil, atrapante y sin duda, me mantuvo cautivado y me enamoró de esa sensación que solo los que aman leer conocen.

Las secuelas
Despertarme temprano para retomar aquella historia que, veía pasar ante mis ojos con nítidas imágenes como un celuloide, era algo que no había experimentado. Los diálogos, las descripciones, las vueltas de tuerca y toda aquella ingeniería literaria que Levin produjo, fueron una combinación mágica.

Si encuentran alguna edición de esta novela, se los digo de todo corazón y el entusiasmo del mundo, será de aquellos libros que te dejen un precedente. Hay libros que se vuelven un antes y un después (ya sea drama, tragedia, ciencia ficción o cualquier género), y que jamás se vuelve a leer otro que se les asemeje. Y para mí, “Un beso antes de morir”, es el policial por excelencia. No hallaré otro que se le parezca.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario