Todo lo demás, es un sueño...

Todo lo demás, es un sueño...
...sueña que es cierto

jueves, 6 de mayo de 2010

CONATOS DE BRONCA


Alianza Lima juega la Copa Libertadores con un estilo nuevo, lleno de cábalas, goles sorpresa, buen momento y destapando a varios jugadores, entre los cuales, el resistido Wilmer Aguirre, el emperador "Intimo" gobernando la cancha como delantero junto a sus escuderos que se sublebaban a su "nivel" alcanzando el protagonismo que le daban el título de "candidato" en la edición 2010 del torneo americano.

Alianza Lima con el cartel de favorito o sin él, le jugó un partidazo a la Universidad de Chile, su rival de turno en los octavos de final, pero no lo demostró con goles. Cayó por la mínima por su falencia en la defensa, lo cual es ya un hecho concreto: Vidal Sosa no responde. Costas se equivocó en su contratación, al parecer Reynoso lo aconsejó.

En el partido de vuelta, en Santiago, tenía todo para hacer una accesible "Hazaña", lo que la "U" ni Aurich lograron en su momento. Bueno, este era el momento de Alianza, teniendo las armas para conseguirlo y con una hinchada lleno de ilusiones presentes en el Monumental chileno y el apoyo incondicional del "Casique", el Colo Colo le daba su pulmón y su presión al equipo rival, pues, en la lucha, hermanos.

La mano de Vera
El juego mostró a una escuadra chilena lastimera. Pelusso sudó frío, con un trance agridulce (conciderando su corazoncito blanquiazul) al ver que el juez del partido, el ecuatoriano Carlos vera, hizo efectivo el gol de Fernández de cabeza, el cual, muy dudoso porque el arquero Pinto lo sacó, pero suspendido en el aire entrando por el ángulo izquierdo. Las tomas no ayudan, pero el línea advierte: Hermano, es gol.

Blanquiazules forzaban los penales hasta la pariedad por un error de la defensa, para variar, así que, Alianza se fue con todo hasta que regresó el gol de "Zlatan" con asistencia del gordo Montaño y sus chispas de fantasías colochas. Los sureños estaban en la horca, hasta que llegaría la mediocridad de Vera a picos exagerados con connotación de ROBO y hay que decirlo.

Cuatro minutos más. Todo estaba 2-1 a favor de Alianza. Hasta que un tiro de esquina provocó un rebote, el cual fue servido para un remate de fuera de área, Gonzales la peina y gol. Detalle, ojo al piojo porque dos jugadores chilenos estaban en off side y no solo eso, con intención de cabecear, en resumen, debe ser anulado.

Se le movió el piso, el pulso se le hizo añicos y se mojó el short, porque obviamente, Carlos Vera no tiene pantalones para ser árbitro. Anuló el gol, pero luego de la presión y de las "pseudas" amenazas de muerte por parte del DT de la "U" de Chile, Gerardo Pelusso, no dudó el discutir con su líena lo que le gritaban a viva voz, o lo que se entiende: "De aquí no sales". Es por eso, que validó el gol, dejando al equipo peruano, fuera de la competencia.

La actuación de Alianza Lima es épica e histórica por lo hecho con Estudiantes en ambos encuentros, lo hecho en La Paz con Bolívar y el manejo al Aurich. Lejos de ver los defectos en defensa, han logrado una campaña con amenazas de llegar a instancias definitivas. Pero, ello, nadie podrá verlo.


ªªªASI FUEªªª

No hay comentarios:

Publicar un comentario