Todo lo demás, es un sueño...

Todo lo demás, es un sueño...
...sueña que es cierto

domingo, 9 de mayo de 2010

Sin crema ni gloria


Con los brazos arriba, pero las piernas inseguras, así Universitario de Deportes dejó la Copa Libertadores. Los hinchas cremas no entienden cómo ello pudo pasar, después de una hazaña casi épica, el soportar al Sao Paulo de Brasil en el Morumbí y todo lo que ello implica. Mientras los 11 guerreros ponían la pierna fuerte ante la habilidad brasileña, el acoso de Cicinho, Dagoberto, Souto y Hernanes. Más atrás, la vista y paciencia del capitán: Rogerio Ceni, el "01" del equipo.

Llontop (8) sacó lustre a los huantes y a la corta experiencia, la misma con la que debutó en el clásico ante la debilidad del titular de turno "Paco" Bazán. Entró al gramado del Monumental y tapó las insinuaciones brasileñas en casa, pero en el Morumbí, no fue la excepción, sino que destrozó los esquemas y defendió el cero con fiereza.

Revoredo (7) sacó lustre a los chimpunes, primero como lateral, luego como central, en este caso, apagó uno que otro incendio, pero como todo obrero, no dejó que los agujeros que en el momento de los casi gol, se hagan fatalidad para el equipo.

Galván (7) sacó lustre a la capitanía y como fiel argentino de sangre, mostró defender con temple y categoría que, pidiendo a gritos: Selección, lo mencionaba con inumerables remates y el grito de la tranquilidad en la saga la cual, se esperaba que sea goleada a la media hora o nates, considerando la mala suerte de los equipos y selecciones peruanos.

Carmona (7) sacó lustre a su velocidad y poderío al desborde. En este partido, actuando como ¿central?, nos tapó la boca a todos al momento de imponerse en cada pelota dividida y nunca dudando en los centros para complicar a Ceni, que si bien fueron pocos, su tarea fue la marca delante del arco a pocos metros.

R. Torres (8) sacó lustre la marca del jugador peruano. Su poca altura pero su garra, nos engalana los ojos y presiona en el medio campo, donde es su habitat de procedencia. Su proyección y atrevimiento hizo que en momentos claves, Ceni deba estar atento y dejar el diario a un lado para ponerse los guantes.

Nada es perfecto...

Reynoso planteó un sistema aburrido para la copa doméstica. Para la Libertadores es un estilo jodido, porque el defender el cero es importante y más si se juega en casa, pero no es suficiente eso, ya que, el partido se gana con goles. El "cabezón" quiere que marquen y para ese partido, sí debí ser aburrido el equipo crema, ser duro y entonces, el DT armó su cerrojo.

Raúl Ruidíaz no entró al campo por razones de peso y de marca, por lo que no era conveniente que ingresara. Por eso Victor Piriz está en el equipo, porque parece un "8" que un "9", debería acompañar a Rainer que al pequeño delantero. Es curioso ver al delantero jugando de volante de primera línea o de central, porque "Petete" vino para hacer goles en la Libertadores no para sumarse a una defensa que prolifera o basta.

Con todo eso y sus defectos marcados, la "U" se despidió de la copa porque su incompetencia en el factor gol ha sido el dominador de su juego. Los delanteros no responden: Alva (¿?), Orejuela (continuidad y poca efectividad), Labarthe (cabecea, no patea), Píriz (back o contención frustrado), pero Ruidíaz es la revelación del gol, pero falata mucho trecho y mucho Raúl por explotar y pulir. Los demás se caen de maduros, eso apena.

Los penales revelaron que su debilidad es el gol, ello alarma demasiado, porque no es posible que una definición en la que el porcentaje de salir ahiroso al anotar sobrepasa el 90% (corrijanme) y que lo demás es mérito del arquero y de los nervios del ejecutante. Alva demostró su ineptitud y mediocridad, se sentenció a seguir siendo resistido por la hinchada de por vida. Labarthe no inspira confianza, es cierto. Ramirez ni con el gol convence. Galván como ejecutante de penales es buen central.

El sábado la "U" goleó con apuros en el Monumental al Melgar por 3-1. Los goles fueron de Alba (2) y otro de Labarthe, los cuales fallaron deprimentemente en su turno en la tanda contra los paulistas. Llontop se lució en el Morumbí tapándole un penal al arquero goleador Rogerio Ceni, pero ni eso fue suficiente para clasificar y ni para ser titular el día del encuentro contra los arequipeños. Reynoso tiene la última palabra y nosotros, los hinchas, al ver la mediocridad ofensiva del equipo, sufrimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario